FLEXONO 25 mg

Cápsulas 25 mg

Venta bajo receta médica en establecimientos tipo A

COMPOSICIÓN Y PRESENTACIÓN:
Cada cápsula contiene:
Principio activo:
Indometacina 25 mg
Excipientes: glicinato de aluminio 30 mg, lactosa monohidrato, glicolato de almidón sódico, croscarmelosa sódica, talco, estearato de magnesio, lauril sulfato de sodio, gelatina.

Clasificación:
Antiinflamatorio no esteroideo del grupo de los indólicos con propiedades analgésicas y antipiréticas. Es un inhibidor de las síntesis de Prostaglandinas. Posee una actividad inhibidora sobre la agregación plaquetaria.

Presentación:
Envase de venta: Estuche por 10 y 30 cápsulas.

1.- ¿PARA QUÉ SE USA?
Se utiliza para: 

– Tratamiento de la artritis reumatoídea aguda o crónica.
– Alivio de la osteoartritis y espondilitls anquilosante aguda o crónica.
– Tratamiento del dolor de condiciones inflamatorias no reumáticas, tales como bursitis, capsulitis, sinovitis o tendinitis.

2.- VÍA DE ADMINISTRACIÓN:
Oral.

Administrar inmediatamente después de las comidas o con las comidas o antiácidos (especialmente los que contienen aluminio y magnesio), para reducir la irritación gastrointestinal.

Iniciar el tratamiento con 25 mg a 50 mg, dos a cuatro veces al día, se puede aumentar de 25 mg a 50 mg en intervalos semanales, hasta obtener una respuesta satisfactoria. Dosis máxima 200 mg / día. Las dosis mayores de 150 a 200 mg / día pueden aumentar el riesgo de efectos adversos. En pacientes geriátricos mayores de 70 años reducir la dosificación inicial, hasta la mitad de la dosis usual en el adulto.

Para reducir la eventualidad de problemas digestivos se recomienda tomar Flexono® inmediatamente después de las comidas con leche o con alimentos.

En caso de efectos indeseables digestivos menores (sensación de quemadura, dolores), la prescripción de tópicos gastroduodenales pueden ser útil.

3.- PRECAUCIONES
Mayores de 60 años:

La edad parece aumentar la posibilidad de efectos indeseables: Flexono® debe ser utilizado entonces con precaución en el anciano.

Embarazo y Lactancia:
La administración de Flexono® está contraindicada durante el embarazo y la lactancia, la inocuidad de Flexono® no ha sido establecida en estas circunstancias.

Lactancia:
Este medicamento pasa a la leche materna, por lo que debe discutir con su médico la conveniencia de usar este medicamento o de suprimir la lactancia.

Lactantes y niños: 
El uso de este medicamento en niños debe ser previa consulta a su pediatra.

Uso de vehículos o maquinaria:
Prevenir a los enfermos de la posible aparición de aturdimientos (conductores de vehículos, utilizadores de máquinas).

Precauciones especiales:
Sistema nervioso central: Cefaleas a veces aturdimiento o sensaciones de cabeza vacía, pueden sobrevenir al principio del tratamiento, raramente muy severas para necesitar su detención, si éstas persisten reduciendo la posología, el tratamiento será interrumpido.

Utilizar con precaución en caso de problemas síquicos, de epilepsia, de estado parkinsoniano, Flexono® prodría en algunos casos, agravar estas afecciones.

Reacciones oculares:
En el caso de tratamientos prolongados o mas allá de un año, se aconseja hacer exámenes oftalmológicos periódicos de anomalías retinianas y de depósitos cornéanos que han sido señalados en algunas enfermos.

4.- USTED NO DEBE TOMAR ESTE MEDICAMENTO EN LOS SIGUIENTES CASOS:
Si ha presentado síntomas de alergia a Indometacina. Si ha presentado alergía a algunos de los excipientes de la formulación. En los enfermos a quienes el ácido acetilsalicílico u otro antiinflamatorio no esteroidal ha acarreado crisis agudas de asma, de urticaria o de rinitis. La Indometacina puede provocar una úlcera gastroduodenal o una irritación a la mucosa digestiva, este producto no debe ser administrado a los enfermos que presenten una úlcera evolutiva o antecedentes de ulceración digestiva recidivantes. Insuficiencia hepática o renal severa.

No se debe usar AINEs con excepción de ácido acetilselicílico, en el período inmediato a una cirugía de by-pass coronario.

5.- INTERACCIONES:
Medicamentos:

Usted debe informar a su médico de todos los medicamentos que está tomando, ya sea con o sin receta. En este caso se han descrito interacciones con los siguientes medicamentos: heparina, ticlopida, otros antiinflamatorios esteroidales, litio, efecto hipoglicemiante de las sulfamidas, diflunisal, metotrexato.

Enfermedades:
Usted debe consultar a su médico, antes de tomar cuaquier medicamento si presenta una enfermedad al hígado, riñón, cardiovascular o cualquier otra enfermedad crónica y severa. En el caso particular de este medicamento, si padece de alteraciones psiquiátricas, enfermedad de Parkinson o epilepsia, ya que puede agravar estos estados, ante la aparición de sangrado intestinal se suspenderá el tratamiento. Flexono® inhibe la agregación plaquetaria, por lo que este efecto deberá tenerse en cuenta en pacientes con alteración de la coagulación o bajo terapéuticas anticoagulantes, debe ser usada con prudencia en pacientes con insuficiencia renal o con retención sódica asociada con enfermedad hepática o insuficiencia cardiaca. En tratamientos crónicos se deberá controlar en forma periódica el cuadro hemático y la función hepática.

6.- EFECTOS ADVERSOS:
Existen efectos que se presentan rara vez, pero son severos y en caso de presentarse debe acudir en forma inmediata al médico: cefaleas, mareos, depresión, vértigo y fatiga; con menor frecuencia: confusión mental, ansiedad, somnolencia, convulsiones, coma, neuropatía periférica, debilidad muscular y rara vez parestesias y empeoramiento de la epilepsia y parkinsonismo, en algunos casos la intensidad de esta sintomatología puede obligar a suspender el tratamiento. Síntomas gastrointestinales: náuseas, anorexia, vómitos, molestias epigástricas, constipación y diarrea. Pueden aparecer ulceraciones en esófago, estómago, duodeno e intestino delgado; hemorragia gastrointestinal. Muy rara vez se observó estomatitis, flatulencias o hermorragias de origen sigmoideo. Diversos estudios han indicado que la dosificación recomendada más elevada de Flexono® por vía oral (50 mg 4 veces por día) produce menos pérdida de sangre en las heces que la dosis media de ácido acetilsalicílico (600 mg, 4 veces por día). Hepáticas: En raras ocasiones se observaron cuadros de hepatitis o ictericia relacionados con la administración de Flexono®. Cardiovasculares o renales: con poca frecuencia edema, elevación de la presión arterial. taquicardia, dolor precordial, arritmia, hipotensión, insuficiencia cardiaca congestiva. Reacciones de hipersensibilidad, con signos de erupciones cutáneas, dermatitis exfoliativas, prurito, urticaria, trastornos respiratorios agudos, disnea. Flemáticas: Puede aparecer; leucopenia, petequias, púrpura, trombocitopenia.

Trastornos de la audición, proteinuria, nefritis intersticial, hiperglucemia, glucosuria, visión borrosa y dolor orbitario o periorbitario. Broncocontricción en asmáticos sensibles al ácido acetilsalicílico.

Advertencias: 
Usted debe consultar a su médico antes de usar AINEs (con excepción de ácido acetilsalicílico), si tiene o ha tenido alguna enfermedad al corazón (como angina del pecho, infarto agudo de miocardio, insuficiencia cardiaca).

7.- SOBREDOSIS:
Los síntomas de sobredosis corresponden a una intensificación de los efectos adversos descritos. Debe recurrir a un centro asistencial para evaluar la gravedad de la intoxicación y tratarla adecuadamente, llevando el envase del medicamento que se ha tomado.

8.- CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO:
– Mantener lejos del alcance de los niños.
– Mantener en su envase original, protegido del calor, luz y humedad a temperaturas inferiores a los 25° C.
– No usar este medicamento después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.
– No repita el tratamiento sin consultar antes al médico.
– No recomiende este medicamentos a otra persona.

Mayor información en www.ispch.cl